viernes, 17 de junio de 2011

LA IGLESIA CATÓLICA Y LA SEMANA SANTA EN NÚMEROS


La Iglesia católica se define como 'la red asistencial más importante del país'

Más de 3,6 millones de personas asistidas (un 31% más que el año pasado); 43 millones de horas dedicadas a los demás por los sacerdotes; 180.000 matrimonios religiosos; 1.399.218 alumnos en sus 5.347 centros y un ahorro en educación de 4.399.000 euros; o 240 millones de euros inyectados en el economía española por la Semana santa de Sevilla. Éstos son algunos datos de la hoja de servicios que la Iglesia católica ofrece a la sociedad española, por los cuales el gerente del episcopado, Fernando Giménez Barriocanal, asegura que la institución eclesial "es la más importante red asistencial del país".

El vicesecretario para asuntos económicos de la Conferencia episcopal ofreció ayer, en rueda de prensa, la memoria anual de actividades de la Iglesia católica española referida a los datos del 2009. Divididos en cuatro grandes capítulos: la labor espiritual, asistencial, educativa y cultural.

"La Iglesia no es una ONG", asegura Barriocanal y, por eso, en su memoria, la actividad litúrgica ocupa el primer puesto. Con 314.719 bautismo, más de 5 millones de misas, 249.255 primeras comuniones, 91.281 bodas y 93.347 confirmaciones.

Pero la actividad pastoral de los 18.825 curas, 17.000 misioneros, 53.602 frailes y monjas o más de 70.000 catequistas no se reduce a la administración de sacramentos. A eso hay que añadir "el acompañamiento personal de los fieles, el asesoramiento espiritual y la colaboración en su formación". Tanto en el ámbito rural como urbano, porque la presencia de la institución es absolutamente capilar en toda la geografía española.

Dedican 43 millones de horas a los demás

De hecho, la Conferencia episcopal calcula que sus agentes pastorales dedican al año 43 millones de horas a los demás. Más aún, como explica Barriocanal, "el coste que tendrían las actividades ofrecidas por la Iglesia, si hubieran de ser contratadas en el mercado, supondría un importe de 1.889 millones de euros".

Horas, dedicación y rendimiento de los servicios ofrecidos por los religiosos. Porque "cada euro que se invierte en la Iglesia rinde como más de dos veces y media (2,42) en su servicio equivalente en el mercado", asegura la memoria.

La presencia educativa de la Iglesia católica en la sociedad española resulta también preponderante, con sus 5.347 centros, que dan trabajo a 115.026 laicos y a 11.177 religiosos, en los que se atiende a 1.399.218 alumnos. "En contra de los que suele decirse, estos colegios están subvencionando a la sociedad, porque permiten un ahorro de 4.399 millones de euros al año" a las arcas del Estado.

El tercer epígrafe de la memoria de actividades eclesiales se centra en el patrimonio cultural, "formado por una multitud de manifestaciones diversas y heterogéneas y que es -según barriocanal- una fuente de riqueza y valor para toda la sociedad". Y puso varios ejemplos. Como la misa del Rocío o los 500 municipios españoles en los que el único bien de interés cultural es la iglesia.

La Semana Santa genera 830 millones de euros

De hecho, de los 42 bienes españoles declarados patrimonio mundial de la Humanidad, 19 pertenecen a la Iglesia (catedrales) o tienen su origen en ella (Camino de santiago, Semana Santa). Un patrimonio que produce "un importante impacto en la economía turística del país". Por ejemplo, más de 6 millones de turistas vienen a España para visitar el patrimonio cultural de la Iglesia. Un cúmulo de visitantes que se deja mucho dinero en el país. Sólo en la Semana Santa de Córdoba, 42 millones de euros. Y en la de Sevilla, 240 millones de euros. Barriocanal estima que, sumadas todas las semanas santas españolas, podríamos estar hablando de una cifra resultante entorno a los 830 millones de euros.

Y el cuarto capítulo, el asistencial, que conforma una de las realidades más conocidas y valoradas de la Iglesia. Con sus 22.000 parroquias y, sobre todo, con la labor de CÁRITAS y de MANOS UNIDAS, sus joyas de la corona de la solidaridad. Pero no sólo. Porque la Iglesia ofrece los servicios de 87 hospitales, 763 residencias de ancianos, 172 orfanatos, 208 guarderías, 56 centros de atención a mujeres maltratadas o ex prostitutas, 272 centros de promoción laboral, 786 de atención a inmigrantes, 200 centros culturales y artísticos, 73 de rehabilitación de drogodependientes, 13 centros de formación política o 1.769 centros para mitigar la pobreza.

La Iglesia 'ofrece esperanza'

Una red asistencial que ha atendido a 3,6 millones de personas, con un aumento del 31% respecto al año pasado. "Y es que la gente, sobre todo en época de crisis, sabe a dónde acudir", afirma Barriocanal. Pero, al mismo tiempo, subraya que la Iglesia, amén de asistencia social, ofrece esperanza y, sobre todo, sentido vital. "En unos momentos de crisis global, en los que hay mucha gente que se suicida, la Iglesia ofrece esperanza y demuestra que, en este contexto, también se puede ser feliz", explica Barriocanal.

Ya no se puede hablar, pues, de la Iglesia católica como un parásito social. Todo lo contrario, la institución eclesial aporta más de lo que recibe y, además, construye sociedad civil y se ha convertido en un destacado agente social. "Todas estas actividades construyen sociedad y valores, incluso económicos", dice Fernando Giménez.

Los ciudadanos pueden contribuir decisivamente a que la Iglesia católica siga ofreciendo a la sociedad todo este cúmulo de beneficios sociales simplemente con un gesto: marcar la x de su casilla. Por este concepto, el año pasado los obispos recibieron 249.983.000 euros. Pero, como reconoce Barriocanal, “sigue habiendo mucha gente que desconoce la labor que realiza la Iglesia”. En concreto, 1 de cada 3 contribuyentes sigue sin marcar ninguna casilla. De ahí que la Iglesia continñue empeñada en su campaña publicitaria de concienciación, que tan buenos resultados le está dando. “Por tantos que necesitan tanto”.

(El Mundo 16/06/11)

 
Este blog ha sido cerrado .
de manera indefinida. Gracias a todos. Hasta siempre. Los administradores del blog.